18142939_10211742007802181_1421417516_nSesenta jóvenes de 18 países y 11 comunidades de fe del Continente Americano exigen frenar el cambio climático y defender el agua.

La declaración final de la Convergencia Ambiental Interreligiosa Fe y Clima: Aguas Sagradas, fijó la postura de representantes de 11 expresiones religiosas, en las que manifiestan la necesidad de trabajar urgentemente, desde la fe, para frenar el Cambio Climático y proteger el agua como sagrada y dadora de vida.

La convergencia realizada en el mes de Mayo en la ciudad de Río de Janeiro, fue una iniciativa respaldada por la organización GreenFaith y en la que confluyeron organizaciones y redes de jóvenes de todo el continente entre las que se encuentran la FUMEC, ISER, el movimiento Fe No Clima de Brasil y más de 30 organizaciones, congregaciones e iglesias locales y continentales.

La declaración cobra especial relevancia por dos aspectos principales: por una parte, fija las posturas de jóvenes que pertenecen a comunidades u organizaciones basadas en la fe frente a los impactos ecológicos provocados por la actividad humana y liga el trabajo de defensa de la tierra como un compromiso desde las opciones espirituales. Aunque no es la postura de las iglesias y las congregaciones de manera oficial, sí es un impulso para quienesentienden la necesidad de la reconciliación con la tierra como parte integral de su fe.

Por otra parte, esta convergencia ha demostrado como otro de sus principales resultados, que las generaciones jóvenes del continente comprenden y asumen la lucha contra el cambio climático como un compromiso del presente para garantizar el futuro, y por ello exigen “la importancia de incluir en el proceso de la implementación del Acuerdo de París del 2015, la noción de equidad intergeneracional”.

Además reiteraron que el compromiso no es solamente de los Estados, sino de cada persona que habita el planeta, con cambios en las costumbres, la necesidad de reducir nuestra huella ecológica y la capacidad que tienen nuestros pueblos y comunidades de fe para reconducir sus acciones y ser un punto decisivo en los cambios urgentes que requiere la vida en el planeta.

Se espera que luego de esta convergencia los y las jóvenes del continente aúnen sus esfuerzos y las prácticas que ya realizan, para conseguir un impacto mayor, sentar su voz como creyentes y ecologistas y propagar la urgencia de un cambio en el sistema económico extractivista en nuestros países, necesario para garantizar la continuidad de la vida del planeta, a través de la defensa del agua.

Para ver más material de la Convergencia Ambiental Interreligiosa: Fé y Clima: Aguas Sagradas

Galería de fotos

DECLARACIÓN en español  , inglés o portugués

Nota de prensa “El cambio climático es el desafìo que deben afrontar las generaciones jóvenes de América Latina”

Nota de prensa “Historia personal, acción global” 

Inicio de la convergencia 

 

CompartirEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter