APOYO ANTE LA EMERGENCIA

 

 

Sobre el 7 de septiembre, el Huracán Irma, el más poderoso registrado sobre el Atlántico de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson con vientos que en su centro llegaban entre los 250-295 kilómetros por hora, llegaba a la República de Cuba luego de generar destrozos materiales y pérdidas de vidas en varios países e Islas del Caribe.

En Cuba, 12 de las 15 provincias fueron afectadas por el huracán destacándose daños en las infraestructuras de las viviendas, pérdidas que afectan la alimentación debido al arruinado de las cosechas y del complejo avícola, problemas con los sistemas de abastecimiento de comida y corriente eléctrica debido a los daños de c

 

entrales de energía, como en el caso de la termoeléctrica de Matanzas, siendo ésta una de las regiones más castigadas de las isla junto con la provincia de La Habana, Ciego de Ávila y Villa Clara en centro occidente de Cuba. Se reportan también pérdidas y graves daños en la cos

 

ta norte que afectaron al complejo hotelero-turístico de Cuba, una de las principales fuentes de ingresos económicos. Esto sumado a la crisis y movilización de los evacuados que el Huracán ha generado.

Desde la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos (FUMEC), considerando las consecuencias provocadas por el huracán Irma y las situaciones emergentes que van surgiendo en la etapa de reconstrucción y recuperación, extendimos un llamado de solidaridad a los amigos/as de la FUMEC, Movimientos Estudiantiles Cristianos (MECs) y organizaciones fraternales a colaborar en la colecta que realizamos para destinar al trabajo del MEC de Cuba en el proceso de recuperación, acompañamie

 

nto social y material en las zonas más afectadas y en las 7 ciudades donde el Movimiento desarrolla su trabajo con jóvenes y estudiantes.

Todo lo recolectado se usó para el apoyo directamente a comunidades afectadas principalmente enfocándose en las personas más vulnerables entre los que se encuentran niños/as, ancianos, personas con movilidad reducida.

 

Esta intervención se realizó en Jiquí, provincia de Camaguey. Así compartió la presidenta del MEC Cuba la experiencia:

15 de noviembre de 2017


“Con el deseo de acompañar y servir a quienes más lo necesitan, el Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba representado en 11 jóvenes de todas las regiones del país, llegó a la comunidad de Jiquí, en el municipio Esmeralda, Camagüey, uno de los lugares más afectados tras el paso del huracán Irma por el territorio nacional.

Del 6 al 8 de noviembre tuvimos la oportunidad de visita a más de 80 familias damnificadas y compartir con ellas módulos de alimentos, artículos para el hogar, de higiene y de aseo personal, ropas y otras donaciones, así como apoyo espiritual.

Agradecemos a las personas, iglesias, organizaciones políticas (PCC, UJC) en especial a las instancias locales en la provincia de Camagüey, en Esmeralda y Jiquí; a la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos para América Latina y el Caribe (FUMEC-ALC); al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC); al Ceserse y a Rainbow World Fund; a todas y todos lo que pusieron tiempo, apoyo económico, a los que gestionaron, acompañaron y planificaron con mucho amor para que este empeño fuera posible.”


En nombre del Secretariado Nacional del Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba,

Dianet de la C. Martínez Valdés

Presidenta del MEC de Cuba