FUMEC ALC junto a más de 50 representantes de 32 organizaciones de 21 países miembros de la Alianza ACT de América Latina y el Caribe, Norteamérica y Europa se reunieron del 27 al 29 de marzo de 2019 en Ciudad de Guatemala. El objetivo de la consulta global fue discutir sobre la actual situación de América Latina y el Caribe respecto a derechos humanos, democracia, desarrollo sostenible, seguridad y necesidades humanitarias.

“Vemos que la región de América Latina y el Caribe enfrenta una creciente crisis con graves implicaciones humanitarias y reacciones violentas contra los derechos humanos y el estado de derecho. Desde junio de 2016, una ola de acontecimientos políticos negativos están afectando a países como Venezuela, Brasil, Nicaragua, Guatemala, Honduras, Colombia y Haití. Estos se dan en un contexto de fortalecimiento de los sectores políticos y grupos económicos que promueven el conservadurismo, las políticas proteccionistas y la intolerancia contra migrantes.

A esta problemática se suman una invasión de industrias extractivas multinacionales y el impacto desigual del cambio climático. Estas compañías han tenido un acceso injusto a los bienes comunes, como la tierra y el agua, sin una protección ambiental adecuada ni una tributación justa. Sus efectos, sumado a un creciente uso de agrotóxicos, son sentidos directamente por el medio ambientey las comunidades indígenas y campesinas. El impacto desigual del cambio climático exacerba los procesos de pauperización y migración de
amplios sectores de nuestra población”.

Las organizaciones y miembros de ACT Alianza se declararon preocupados por la reacción violenta contra los derechos humanos y el estado de derecho, las altas tasas de corrupción, las restricciones a la libertad de prensa, la  violencia sistemática hacia lideres y lideresas sociales en distintos países de la región.

Las organizaciones reunidas se comprometen con la región a establecer una articulación regional y global, promover y apoyar la voz de las iglesias y organizaciones basadas en la fe, acompañar a las comunidades, fortalecer la acción conjunta con Naciones Unidas, desafiar la impunidad, fortalecer los espacios internos de la Alianza, velar para que los liderazgos en derechos humanas y de la naturaleza sean protegidos, visibilizar e influir en organismos oficiales, generar evidencia de las violaciones a derechos y facilitar la voz de la niñez y la juventud.

María Camila Ulloa- Comunicaciones FUMEC ALC

Invitamos a leer la declaración completa aquí