Participantes en Seminario juvenil sobre diaconía ecuménica y Objetivos de desarrollo sostenible nos cuentan sus experiencias

 

Dianet Martinez Valdez

“Agradezco siempre por la oportunidad de espacios de diálogo y aprendizaje. Los seminarios sobre diaconía ecuménica y desarrollo sostenible” que tuvieron lugar en el Seminario Evangélico de Teología de Matanzas entre el 15 y el 25 de julio fueron un tiempo maravilloso para que los jóvenes participantes compartieramos buenas prácticas diaconales y además, las pusiéramos a dialogar con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles desde el compromiso que nos toca de asumir los retos en nuestros pequeños espacios de incidencia.

Un ejercicio muy interesante fue el análisis crítico al documento de Diaconía Ecuménica del Consejo Mundial de Iglesias. Reconocimos lo valioso de este esfuerzo en pos de hacernos re-pensar nuestras experiencias en el ejercicio de la diaconía ecuménica-transformadora y no solamente asistencialista; una diaconía contextual y profética, que cuestiones los sistemas y estructuras de dominación y de relaciones desiguales en los que vivimos; una diaconía que libere, restaure, dignifique y que empodere a personas y grupos vulnerados.

 La Biblia y la vida, estuvieron constantemente retándo nuestros supuestos y prácticas, en particular, el ejemplo de Jesús, y su capacidad de denunciar las injusticias de su tiempo, de mirar más allá de los límites que su propia sociedad imponía; de poner al ser humano en el centro de su ministerio y de la Vida. Nuestra fe nos compromete y nos moviliza para seguir construyendo un mundo más justo y sostenible.”

Por Dianet de la C. Martínez Valdés


Francisco Nates

“En el seminario de juventud, diakonia y ODS a partir de la riqueza de compartir y construir desde las diferentes expresiones de la fe, pudimos trabajar y entender  la diaconía con una perspectiva teológica como un llamado al servicio a través de acciones transformadoras que den respuesta a las necesidades en nuestros diferentes contextos, donde los y las jóvenes podemos adquirir un compromiso social y de incidencia política, teniendo  una voz profética ante los sistemas de injusticia y opresión que atentan contra la vida, y velar por los derechos de las personas como una responsabilidad eclesial

En el marco de los objetivos de desarrollo sostenible encontramos alternativas de trabajo con el propósito de erradicar la pobreza extrema, el hambre y poder generar alternativas de empleo digno. Los puntos que se trabajaron se pueden vincular al programa de juventud por eco justicia y paz, desarrollando proyectos productivos donde descubramos la riqueza de la tierra, y reafirma nuestro compromiso de cuidado con la naturaleza para la construcción de una paz integral con justicia ecológica.”

Por Francisco Nates – MEC Colombia/Bogotá


Julio Gonzalez

“Los jóvenes que hacemos parte de FUMEC-ALC,  con vocación de servicio y comprometidos con otro mundo posible, en la hermosa Cuba  participamos en el Seminario en Diaconía y ODS del Consejo Mundial de Iglesias; tuvimos un tiempo de trabajo y reflexión en el que pudimos  compartir de nuestras experiencias en comunidades locales, debatimos sobre la pertinencia e importancia  de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como también pudimos fortalecer nuestra formación en diaconía.

En este sentido, comprendimos que este concepto es importante destacarlo, dándole continuidad y trabajo en todos los espacios,  redimensionándolo y comprendiéndolo como una Diaconía Ecuménica, en el que desde nuestras realidades, confesiones y prácticas podamos caminar hacia nuestra esencia de unidad y servicio.  Ese es el llamado que tenemos hoy en medio de un mundo que no garantiza un futuro a las próximas generaciones,  pues el sistema que impera  solo apunta a prácticas de injusticia, de desigualdad,  de exclusión ,  de destrucción y de muerte.  Como jóvenes de fe, solo tenemos la opción de ser uno para empoderarnos de luchas a favor de una sociedad  más justa y de un planeta que no sufra a causa de la barbarie humana.

En medio de nuestro quehacer en el seminario, un elemento clave fue la discusión al rededor de los ODS, los cuales constituyen un llamado a las agendas políticas de los países y marca la pauta en cuanto a metas de carácter político, económico y social que deberían ser cumplidos de aquí a 15 años. De igual manera, las iglesias y Organizaciones Basadas en la fe tenemos  el llamado a sumar esfuerzos de acción en pro de dar seguimiento a estos objetivos y ser parte importante de su cumplimiento,  desde esta perspectiva podemos asumir un verdadero compromiso con un desarrollo que no ponga en peligro a las próximas generaciones y a nosotros mismos.

Es importante destacar el significado de este seminario en medio de los distintos proyectos que como FUMEC venimos realizando, como seguimiento a nuestro programa Juventud por Ecojusticia y paz #DesafioQueAceptamos. Este seminario permite reforzar el carácter formativo de nuestros movimientos, al ser multiplicadores de la información recibida, pero  también  nos invita a continuar asumiendo procesos de incidencia en medio de nuestras comunidades que son víctimas de injusticia y violencia. Los ODS y la Diakonia deben convertirse para los movimientos en ejes esenciales  de acción, aunque ya tenemos un gran  camino avanzado, nuestro continente sigue a la espera de más,  creyendo en una juventud que cada día se fortalece y que posee el compromiso radical del evangelio.  Los ODS y la Diakonia son parte de este #DesafíoQueAceptamos. En la esperanza de Otro mundo posible,”

Por Julio César González MEC- Venezuela


Jenny Fernández

“Tuve la oportunidad de participar en Matanzas Cuba  del  Seminario en Diaconía y ODS organizado  por el Consejo Mundial de Iglesias; donde jóvenes de América Latina y el Caribe realizamos intercambio de experiencias de cada uno de los trabajos diaconales en nuestras comunidades.

Este seminario abrió el abanico de posibilidades a que los jóvenes representando a diferentes instituciones, expusieran los trabajos que se venían adelantando frente al tema de la diaconía, a la vez  aprendiendo  los unos de los otros. A pesar de que somos de distintas entidades, buscamos el mismo propósito que es el  servicio. Resaltando las necesidades en nuestras comunidades, como jóvenes, tenemos el llamado a servir, propendiendo del conociendo bíblico basado en: Mateo  20:26,27  “Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo”

La importancia de conversar en el seminario sobre los ODS, es ser consientes una vez más que las organizaciones e  iglesias debemos divulgar los contenidos de estos objetivos, invitando a las personas a ser sensibles  frente a ODS y al mismo tiempo darle un seguimiento para que se cumplan y  beneficien a todas las comunidades presentes y generaciones siguientes .

Como  miembro de la FUMEC, haber participado de este seminario, aporto  de manera significativa a mi proceso de formación, también me invita  a ser multiplicador de lo aprendido  y la oportunidad de crear estrategias frente a los proyectos que venimos desarrollando como movimiento y darle continuidad  a nuestro trabajo en las comunidades.  

Por Jenny Fernández- Mec Colombia


Jorge Gonzalez Núñez

Participar en el Seminario sobre Diaconía Ecuménica fue una oportunidad para acercarnos a los ODS desde una perspectiva juvenil y latinoamericana. La riqueza de nuestras experiencias locales y regionales en relación con los temas abordados permitió ampliar en gran manera nuestro concepto de Diaconía, entendiendo que esta trasciende al ser humano, que se aparta del pensamiento antropocéntrico. Sin dejar de ser profundamente humana, profundamente sensible y comprometida con las realidades y profundamente inspiradas en la espiritualidad cristiana.

Es más fácil reconocer ahora desde el programa de “Juventud por Eco Justicia Y Paz” esos puntos de sinergia con los ODS en los cuales hemos estado aportando. Se abren aún más las oportunidades de trabajar de manera consciente y articulada con el CMI en el propósito de aportar a los ODS desde nuestro espíritu ecuménico y mequense. El encuentro permitió también crear y fortaleces lazos de amistad con jóvenes de América Latina y el Caribe uniendo y compartiendo nuestras luchas.

 Haber terminado el seminario con un llamado a la acción nos hace protagonistas de los procesos que estamos viviendo y al mismo tiempo nos compromete con ellos. Gracias al CMI, a FUMEC-ALC y al MEC de Cuba por esta oportunidad

Por Jorge González Nuñez – MEC de Cuba