Cárdenas, 21 de Junio de 2019

 

Reciban un saludo de paz del Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba (MEC-C).
Somos una organización juvenil ecuménica fundada en 1960 con un compromiso
ininterrumpido con la iglesia y la sociedad cubanas, fundamentado en los valores del reino de
Dios.
Siempre hemos sido parte de la familia ecuménica, y en particular del Consejo de
Iglesias de Cuba, institución que ha jugado un papel muy importante en la formación
bíblico-teológica del liderazgo de las iglesias, en la labor diaconal, el compromiso ético con el
pueblo cubano, el diálogo respetuoso en aras de la unidad y la celebración de la vida como don
de Dios.
Como juventudes ecuménicas, hoy ratificamos nuestro compromiso con el Consejo de
Iglesias de Cuba, y con aquellos y aquellas que trabajan “con todos y para el bien de todos”, en
medio de un contexto que demanda nuestros esfuerzos y participación activa. Así, afirmamos
nuestra voluntad a favor de la unidad, un valor evangélico que se vive tomando partido por la
justicia, la solidaridad, la inclusión y la paz. Hoy más que nunca debemos vivir las palabras de
la Carta a los Efesios: hasta que lleguemos todos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno
del Hijo de Dios (Efesios 4.13 a).
Creemos que cualquier intención o acción que atente contra la integridad de la co-misión
a que Dios nos ha llamado de predicar su Evangelio (Mateo 28:19-20) y de que todos seamos
uno para que el mundo crea (Juan 17:21), se opone al testimonio vivo de Jesús de Nazaret, el
Cristo.
¡Damos gracias a Dios, que nos llama a vivir nuestra fe y compartir nuestros dones en
esta tierra cubana!

En la Paz de Cristo,

Comité Ejecutivo del Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba