Una breve reseña, por Miguel Estupiñán

El pasado sábado 4 de agosto se llevó a cabo en el Centro de Promoción y Cultura de Britalia la más reciente versión de la Paztelería, actividad propiciada por el grupo en Bogotá del Movimiento Estudiantil Cristiano (MEC). El encuentro tuvo como objetivo dignificar la marihuana y la amapola a partir de la mesa compartida, el pensamiento crítico y el diálogo.

Al igual que la coca, la marihuana y la amapola son plantas estigmatizadas culturalmente en el contexto de una supuesta guerra contra las drogas (cuyos reales intereses permanecen encubiertos). En diversos contextos hay quienes se refieren a ellas como “la flor maldita” y “la mata que mata”. ¿Quiénes se benefician de esta forma de proceder? Los mercaderes de la mentira, cuyos negocios fracasarían al ser evidentes para el común de la gente las propiedades nutricionales o medicinales de estas plantas.

Estas y otros reflexiones se desarrollaron alrededor de una torta de amapola y varias ramas de marihuana para infusión que, llegado el momento, alimentaron el intercambio de ideas y revitalizaron el escenario de mutua educación organizado por Andrés Molina, Edith Johanna Muñoz y Francisco Nates.

Marta Velandia animó un momento de lectura comunitaria de la Biblia con ayuda de un interesante libro de Carlos Mesters: Los profetas y la salud del pueblo. El texto de tradición incluye muchas referencias a las propiedades curativas de diversas plantas. El carácter sagrado de la tierra está en relación con las posibilidades de sanación inherentes a la Creación en su multiplicidad de formas. Según el Antiguo Testamento es prudente quien sabe agradecer el don de Dios, pero aún más quien sirve a los demás a través del conocimiento benéfico de la naturaleza.

“Vio Dios que era bueno todo cuanto había hecho”, dice uno de los relatos de Creación. Que haya quienes usen las plantas para su propio interés, a costa del mal para otros, no hace de ellas seres de maldición. Que lo digan quienes participaron en la más reciente versión de la Paztelería. Una torta deliciosa y una buena agüita. Una buena reflexión, que estimuló la sospecha y el cuidado. Y, como siempre, buena compañía. Características ya típicas de este espacio que nos enseña siempre algo nuevo, por ejemplo, que el autor del tercer evangelio, además de ser un buen narrador, era un experto en medicina y vinculó el buen vivir -entiéndase la vida con mayúscula- con la bondad de las plantas. ¡Salud!

 Recetas

Torta de Amapola: Ingredientes para 6 a 8 porciones.

  • 250 gr. de harina de trigo
  • 2 cucharadas de semillas de amapola
  • 130 gr. de mantequilla
  • 150-200 gr. de panela
  • 3-4 huevos
  • 25 ml. de leche
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Cocción de 45 a 60 min a 180°C

Té de Marihuana: Ingredientes por cada 200ml

  • 3 o 4 hojas grandes de la planta.
  • 200 ml de agua caliente
  • Se vierte el agua a punto de hervir sobre las hojas y se tapa por 3 1/2 minutos y luego retirar las hojas.
  • Para conservar el aroma y las propiedades de la hoja seca (de cualquier planta aromática) se pueden guardar en latas metálicas o de vidrio. También es recomendable no utilizar el moño de la planta para bebidas inferiores a los 600 ml de agua.
  • Siempre sugerimos endulzar con panela o azúcar no refinada, nunca con miel en bebidas calientes pues esta puede llegar a ser tóxica.